Helio

Uno de los remedios que aportó el Dr. Jan Scholten en su libro Homeopatía y Elementos es el Helio, un gas noble inerte, incoloro e inodoro que se ubica en el lugar 18 fila 1 de la tabla periódica de elementos. La primera contemplación pertenece a Norman Lockyer en 1868, y su descubrimiento es a partir de la observación del espectro de luz solar. Su uso se lo registra en criogenia, resonancia magnética, etc.

El Helio es el segundo elemento más ligero y el segundo mas abundante en el universo. Se forma dentro del sol a través de una fusión de átomos de hidrogeno.

El helio presente en la tierra en la actualidad es debido a la desintegración radiactiva natural de los elementos pesados de torio y uranio. El nombre de Helios deriva del sol.

Si bien es cierto que no hay una patogenesia completa de este elemento el Dr. Scholten le asigna como la esencia de este medicamento "al autismo," dice que es la palabra mas apropiada para describir a este elemento. Dice que prefiere recluirse dentro de si mismo para experimentar su existencia. No se puede establecer contacto. No pueden involucrarse en los porque de la existencia. No se puede llegar a este tipo de pacientes hagas lo que hagas. Permanecen encerrados en si mismos, inaccesibles y distantes.

Tienen una reacción típicamente psicótica. Su sentido de la realidad no se ha desarrollado. Es como si solo actuaran para si mismos.

También se los describe como pacientes psiquiátricos. A menudo este tipo de personas se presentan como dementes o como se los conoce en la jerga hospitalaria como vegetales.

También el autor lo describe al medicamento como un estadio del feto, caracterizado por la inacción, como si flotara en líquido amniótico, agradable y cálido. Puede olvidarse de su orina y sus deposiciones sin preocupaciones ni esfuerzos, y también de comer, beber y respirar.

Tiene la ilusión de ser un rey y también tiene la ilusión de ser un águila.

Sholten describe que el humor de estos pacientes es ligero, rápido, adorable, tranquilo, cáldio como si tuvieran la felicidad universal, contemplativo.

Se agrava por la companía y tiene deseo de estar solo, y se siente peor en clima de montaña.

Presenta voz estridente como la del pato Donald.

Las características de la serie 1 tiene que ver con el ser, lo verdadero y falso, conjunto, espacio tiempo, la psicosis y lo no Nacido

Helio ocupa el estadio 18 caracterizado por el descanso la inactividad, retiro- capullo, interno, encerrado, transformación, negación, libre- desligado y confusión.

Pero como en la tabla periódica la serie es circular hay que tener en cuenta el estadio 18.

Para entender esto mejor voy a contar una historia clínica de un colega médico español.

Un médico homeópata español recibe en consulta derivado por su médico neurólogo a un niño de 8 años de edad, cuyo diagnóstico es un Síndrome de Down y autismo.

Lo que se rescata durante la primer consulta es un niño que no adquirió el lenguaje, no contesta ni mira a ningún interlocutor. Presenta riesgos para su vida de relación, ya que la madre entró en desesperación cuando ante un descuido puso uno de sus dedos en el fuego y se quema provocando una quemadura de gravedad. Ya tuvo otros antecedentes de iguales características durante el invierno al tocar la estufa y quemarse.

La madre dice que no se enferma de nada y que no tiene retención de esfínteres por el momento.

El niño tiene un equipo terapéutico que colabora pero el mismo por ahora no ve avances en el trabajo.

Con todos estos elementos el colega primero le indicó Helleborus, y otra serie de medicamentos en varias potencias diferentes sin ningún resultado alguno durante algunos meses de tratamiento.

La falta de éxito de este caso hace que el colega se comunique conmigo a Buenos Aires y luego de realizar un análisis pormenorizado del caso le sugiero que intente con un remedio que para aquel entonces para mi era nuevo pero que desde hace ya tiempo venía estudiando pero que aún no tenía experiencia clínica del mismo, pero dado el relato me cerraba con el cuadro del niño. Se le indica Helio 200 una dosis.

Luego de varios meses de tratamiento a diferentes potencias el niño logró tener retención de esfínteres y estar mas atento ante los requerimientos de sus padres, eso no quiere decir mas que esto que digo.

El avance luego del tratamiento homeopático para mi gusto consistió en la posibilidad de una mayor inclusión familiar del niño ya que se observaba a sus padres con un desgaste enorme en la relación debido al autismo, y la liberación de la dependencia que genera la retención de los esfínteres por el otro lado.

Conocer este nuevo tipo de medicamentos permite una vida mejor para los pacientes, ya que durante muchos años este tipo de personas eran considerados enfermos defectivos para cualquier tipo de tratamiento. Observar este tipo de adelantos es una buena opción en la vida de la gente a pesar de no conseguir una curación completa del mismo. Muchas veces paliar el sufrimiento es un adelanto enorme donde hasta la actualidad todos los esfuerzos solo consistieron en fracasos.

Hasta la próxima.

Dr. Sergio Rozenholc