“Hahnemann es un sabio de gran mérito. La ciencia debe ser para todos. Si la homeopatía es una quimera o un sistema sin valor propio, caerá por sí misma. Si ella, es, al contrario, un progreso, se difundirá a pesar de todas nuestras medidas de preservación, y la academia antes que nadie debe desearlo, puesto que tiene la misión de hacer progresar a la ciencia y de alentar los descubrimientos”. Esta es la respuesta del Ministro Guizot de Francia a la Academia de Medicina de París el 2 de julio de 1843. Estas declaraciones son y deberían ser siempre las características del verdadero pensamiento científico, abierto a las nuevas concepciones y al progreso, que además concuerdan con el espíritu del periódico “El Homeopático” de no confrontar con la medicina alopática, sino sumar una alternativa médica, como existe en los países más adelantados de la tierra.

Hoy 3 de diciembre de 2001 se conmemora el “Día del Médico”, nos sumamos al homenaje de todos aquellos colegas que trabajan diariamente para mejorar la calidad de vida de sus pacientes.

 

 

Dr. Sergio M. Rozenholc