De la mano de la crisis nace una nueva esperanza

 

El 20 de noviembre de 2001 la facultad de medicina dependiente de la Universidad Nacional de Tucumán, en reunión del consejo directivo resuelve por unanimidad “auspiciar el curso de medicina homeopática tri-anual dictado por la Escuela Homeopática de Tucumán a cargo del Dr. Julio Prebich”. Por otro lado en Buenos Aires, la Universidad Abierta Interamericana anuncia su primer curso de postgrado de homeopatía clínica para médicos, dictado por el Dr. José Eizayaga. De lo dicho, sumado a los esfuerzos que desde hace tantos años realizan la Asociación Médica Homeopática Argentina y La Escuela Médica Homeopática Argentina formando médicos homeópatas, pone en evidencia el reconocimiento tácito oficial a la práctica de la especialidad, y emerge la posibilidad para que en nuestra querida Argentina deje de haber falsos médicos homeópatas (ejemplo Rimolo), ya que producen tanto daño en la atención médica en general y la buena fe de nuestros pacientes.

 

Dr. Sergio M. Rozenholc